20110405-171339.jpg

Me atrasé nuevamente, esta vez debido principalmente a mudanzas de consultorio y casa, ambas simultáneas, sólo a mí se le ocurren esas barrabasadas. Por otro lado, había escrito varios borradores, unos sobre ciertos temas que me han hecho enojar últimamente en el trabajo, pero al leerlo me dí cuenta que si tengo lectores no puedo abrumarlos con mis quejas, por el contrario, hay que cuidarlos.

De tal modo que retomaré un poco de lo escrito en El Ocio de la Ciencia, sí, tocaré un poco aquello de la Fotosíntesis Humana, para ser más específico no hablaré del tema como tal, sino de las respuestas que estos generaron y que no todo está escrito, algunas llegaron en forma de tweet, otras de correo electrónico y algunas más de intercambio de opiniones en persona. Ninguna de ellas de los autores de tal “investigación”.

Como todo aquí, aclaro que se trata de mi opinión personal, la cual fundamento en lo adquirido a lo largo de mi vida en la escuela y mi práctica profesional, en ningún momento impongo verdades absolutas, pues creo en que estas no existen, de ser así, que me demuestren lo contrario.

Ya esperaba yo reacciones a mi artículo, he de confesar que no me tomaron por sorpresa, pero ante mi capacidad de asombro, no dejo de maravillarme de ver como la gente no puede enfrentar la evidencia y defiende con ahínco lo que cree o peor es el caso, lo que le hicieron creer. Sobre la información que expuse en el artículo, por ejemplo, afirman que no les importa si la supuesta investigación proviene de un fraude, siendo que si se fue capaz de mentir en algo tan evidente ¿cómo creer en algo más esencial?

Recuerdo que cuando la pandemia de gripe A H1N1 se dudó de la palabra de autoridades como la OMS, argumentando de sus poderes políticos y sus intereses económicos, pero no se pone en duda la palabra de Phan Thi Kim Phúc embajadora de la UNESCO. En realidad no puedo realizar ningún juicio sobre Kim Phuc, únicamente sé de ella lo que la mayoría conoce, fue retratada el 8 de junio de 1972 por el fotografo Nic Ut durante la guerra de Vietnam, siendo una de las imágenes de guerra más conocidas del mundo entero. Pero perdón, este hecho no le da a Kim Phúc ninguna veracidad absoluta en lo que a ciencia y tratamientos médicos se refiere, además de que en ningún lado he encontrado la declaración firmada o hablada de dicho personaje sobre los favores recibidos por el tratamiento del Dr. Solis, únicamente los que se menciona en los blogs de pseudociencia y una fotografía de dicho galeno con la ahora embajadora de la UNESCO, una fotografía que no dice absolutamente nada, cualquiera puede fotografiarse junto a personalidades y no quiere decir nada, no es evidencia de ningún tipo y alguien que robe la investigación de otros atribuyéndosela como propia, bien puede crear otras mentiras para sustentar su plagio y el tamaño de la personalidad que lo respalde tiene que ser equiparable a quien se lo robó, nada más y nada menos que aun premio Nobel.

Posteriormente, a mi comentario de no tener evidencia escrita, se me ofreció como tal, un par de enlaces, la primera la solicitud de patente, que si bien es un documento oficial y es considerado como un antecedente científico de un descubrimiento no es considerado como una evidencia, además, reitero que lo que publica en sus patentes es sobre el “descubrimiento” de las propiedades de la melanina como fuente de energía, jamás como medicamento. El otro documento “científico” ofrecido aparece en Google Scholar, el cual, aunque útil y utilizado por un servidor, no es considerado por la comunidad científica como una base de datos fidedigna, nuevamente hablamos de los riesgos de internet.

Pero copio integramente lo que contesté ante tal “evidencia”:

Los documentos que me envía, están en Google Scholar que en primer lugar no es un índice de documentos científicos apropiado, aún así revisé lo enviado, una es la socilictud de patetente, lo cual no se considera evidencia científica, el otro es un artículo sobre la melanina y habla de lo que parece encontrarse, cito ad integrum “We found that melanin has an important role in the physiology of the eye and the body. Has many properties, but no one by themselve explain their beneficial actions on the tissue” pero lo más importante es que es un resumen, no un artículo completo, esto debido a que es producto de un cartel publciado en en un congreso tal vez, pero no define en la metodología como midieron o concluyeron lo anterior, simplemente dicen que realizaron una agiografía “We studied the human retina with angiography, visible and unvisible light; digital imaging registration, and mathematical models to analysis of results” ¿Cómo pueden concluir en base a dicho estudio lo siguiente “We found that melanin has an important role in the physiology of the eye and the body. Has many properties, but no one by themselve explain their beneficial actions on the tissue”?

Que la información esté publicada no significa que sea fidedigna, así como se puso a juicio mi revisión,  pido sea analítico de la información publicada y los usos que se dan, no los dije yo, los asevera el Dr. Solis, como dije, puede oirlo de su propia boca.

P.D. Hay otros artículos que no me envió, como un análisis en un poster en un congreso de Medicina Antienvejecimiento, en ella analizan la función que tienen los antioxidantes y la carnitina en el envejecimiento, les dan estos productos a los pacientes, los cuales por los estudios previos, se espera tengan beneficios, aunado a ellos les dan el “medicamento” del Dr. Solis, pero no hay grupos control con y sin el medicamento, no pueden decir entonces que es el medicamento y no solo los antioxidantes y la carnitina los responsables de la “mejoría”. Literatura poco científica puesta en la red para que gente que no tiene capacidad de analizar la metodología caiga ciegamente.

En fin, mi intención no es otra sino poner el dedo sobre la llaga, creo que el punto álgido está en la educación, el tomar un hecho como verídico sin poner en tela de juicio su fuente, sin analizar y simplemente creer, tiene que ver en el fondo con la educación. Ninguno de los hechos que me han ofertado para debatir mi crítica han sido fuertes o válidos, por el contrario, quien intentó refutarme con hechos “científicos” dejó en claro que lejos de ello, la comprensión del texto quedó lejos de ser buena y es que ¿cómo entenderlo si no se tiene un fundamento?

Si bien es cierto que no todos serán científicos e inclusive en estos no todos serán médicos, si todos (en el hipotético caso de haber recibido educación “básica”) deberían tener un criterio más crítico. Creo sobre todo que más que enseñar por memorización, como tradicionalmente se hace, las escuelas deberían fomentar la curiosidad por el saber más, ello sin duda generará la necesidad de buscar pruebas para cada pregunta y una pregunta en cada hecho que se suscite en la vida del educado. Este no es un problema que ataña solo a México, pero como mexicano me doy cuenta de la pobreza educativa de nuestro país.

Apoyo la noción de que es necesario invertir más en la educación superior, pero esto no será factible o útil mientras no se tengan bases sólidas, sino seguiremos teniendo médicos que se dediquen más a la charlatanería e inclusive que crean en ella, no es raro encontrarse por ejemplo químicos farmacobiólogos que utilicen “remedios homeopáticos”, aunque es también sencillo dejarlos callados al preguntarles en su leguaje sobre el la farmacocinética, farmacodinamia o los principios activos de sus “curas”.

Por último y para concluir, a quien me debatió diciendo “Si su medicina señor, hubiese servido para curar enfermedades, las acciones de las farmacéuticas tenderían a la baja en la bolsa, ya que cada vez habría menos enfermos, sin embargo todos podemos comprobar que es una de las industrias más poderosas del mundo.” Le contesto que en los últimos años, tras la aparición de los antibióticos y las vacunas, la esperanza de vida no solo a aumentado, se ha inclusive triplicado, existe una transición epidemiológica, que lleva a que cada vez existan menos (no se erradiquen) padecimientos infecto-contagiosos y aumenten las enfermedades crónicas no transmisibles. Debatiría con su misma pregunta ¿por qué este cambio ha sucedido en menos de un siglo con “mi” Medicina y no había pasado con su medicina “milenaria”? ¿Por qué sus remedios mágicos aparecen y desaparecen como acto de magia? Parece que esto es lo único mágico en esta industria de la farsa.

  • Mr. K

    Es la forma en la que operan estas personas que venden milagros, toman a alguna persona mas o menos conocida mediaticamente y lo muestran junto con su producto pretendiendo que la fama del personaje opaque el conocimiento científico.

    Solo basta esperar a que sea mas o menos tarde y en los canales de televisión empezarán a desfilar artistas y deportistas anunciando productos con las mas increibles características.

    Lo mismo pasa para el producto de Arturo Solís Herrera quien en su facebook afirma que:

    —– Después de 21 años de trabajo, pensamos que cualquier enfermedad se debe a una fotosíntesis baja. Te sugeriría el QIAPi 1 de caja roja a la dosis de tres gotas abajo lengua cada dos horas. ¿Que te parece? Saludos ——

    No ha probado que las enfermedades sean producto de una fotosíntesis baja, ni siquiera que hay un fenómeno análogo a la fotosintesis en los humanos. Pero hay que creerle por que la se ha tomado la foto con algunos personajes.

  • J.E. Macias-Diaz

    Estimado escritor,

    antes que nada, quisiera felicitarle por sus recientes trabajos, el titulado ‘Fotosíntesis Humana? What the Fuck!’, y el actual. Quiero que sepa con antelación, que coincido íntegramente en prácticamente todos sus puntos. Quisiera, sin embargo, añadir un breve comentario para el común de la gente que no está familiarizada con el proceso de divulgación en la ciencia.

    Quienes realizan investigación (básica o aplicada) deben someter sus trabajos para su posible publicación en revistas internacionales indizadas. La razón es evidentemente doble: Por una parte, los científicos que realmente obtienen logros dignos de ser divulgados, desean ser tomados en cuenta seriamente, de ahí que sea natural el deseo de un científico por publicar en un índice altamente reputado (como Science Citation Index, quizás el índice con mejor reputación); segundo, el sistema que siguen los índices reputados para aceptar un trabajo es tradicionalmente aceptado como el método más confiable para determinar si un trabajo es científicamente correcto y académicamente valioso (Newton, Leibniz, Riemann, Einstein, etc., siguieron un protocolo similar para que sus trabajos fuesen aceptados). Si bien, es cierto que en algunas ocasiones se publican trabajos erróneos, también es cierto que
    los científicos pueden reportar errores en trabajos de sus colegas.

    Es interesante mencionar que el acceso a las bases de datos de esos índices no es necesariamente gratuita. Sin embargo, la biblioteca de la Universidad Autónoma de Aguascalientes tiene suscripción a Science Citation Index, y los visitantes a las instalaciones de dicha institución, pueden consultar gratuitamente dicho índice. Yo lo hago diariamente, y en varias ocasiones he buscado alguna referencias a trabajos del Dr. Solís. Sin embargo, las frases “human photosynthesis”, “Solís Herrera”, “Arturo Solís” no aparecen en el panorama internacional de la ciencia. Simplemente, son unos auténticos desconocidos.

    Así las cosas, uno puede emitir conclusiones bajo estas premisas, sin embargo, yo me remitiré a algunas pequeñas proposiciones: primero, la comunidad científica no toma en cuenta el trabajo del Dr. Solís; segundo, muy seguramente no es cierto que el Dr. Solís es candidato a premio Nobel alguno, pues nadie habla de su trabajo (el cual, aparentemente data de 1990); tercero, hasta el momento, el fenómeno de la ‘fotosíntesis humana’ no es sino una sensación social, la cual parece circunscribirse a Aguascalientes.

    Podría decir más, pero es suficiente en este punto. Quiero mencionar sólamente que la ‘fotosíntesis humana’ me parece hasta este momento, nada más y nada menos que una parodia del famoso cuento de Andersen, ‘el traje nuevo del emperador’. Ésta es sólo una opinión, los hechos, sin embargo, los arroja Science Citation Index.

  • http://www.medtropoli.net BoyLucas

    Estimado(a) J.E. Macías-Díaz agradezco sus comentarios y por su puesto aprecio sus aclaraciones, que no hacen otra cosa sino mejorar el contenido de este, su blog.

    Como lo menciona es triste ver como la gente cae en juegos como este, ¡vaya comparaciónconel cuento de Andersen! Cuantos emperadores desnudos tenemos por ahí.

    Ojalá algún día podamos coincidir en persona algún día de estos.

  • Miangelytu

    Felicidades al autor de los comentarios haciendo una crítica de que el QIAPI-1, no tiene ninguna propiedades curativas es un fraude como muchos otros, es de admirarse la secuencia del engaño de su “descubridor”, para infiltrarse en tantos ambientes, a cual mas carentes de seriedad científica,. mas bien enfocados a apoyar curas mágicas con productos MILAGRO. En mi caso como he sido miembro del Comité de Etica del Hospital de Especialidades del IMSS en el Centro Medico Nacional de Occidente de Guadalajara, y hemos participado en el proceso de como la Sibutramina salio del mercado farmacéutico. Estos productos pseudohomeomáticos del Señor “Foto´síntesis Humana”, son a tal nivel un fraude, quei bien podrian mandar a la carcel a su “investigador”, con todo y sus botes de melanina. Hice unos videos analizando críticamente esta falasia de la FM http://www.youtube.com/watch?v=PFgjDvobYj0&list=UU8ybm3ON90OZ2GLP_RTrk2A&index=1&feature=plcp

  • Pingback: Un ejemplo de mal uso de los medios de comunicación en la divulgación científica: melanina y fotosíntesis humana | El Blog de Evolutionibus